Cirugía ortognática

La cirugía ortognática está íntimamente relacionada con la ortodoncia en las situaciones clínicas en las que nos encontramos uno o varios huesos de la cara (maxilar, mandíbula, mentón y pómulo) con alteraciones severas de tamaño, forma y posición.

Cuando estas alteraciones óseas son tan severas que impiden una correcta función masticatoria, afectan a la estética dentaria y facial y provocan que la cara pierda su armonía, recurrimos al tratamiento combinando de ortodoncia con cirugía de los maxilares.

Para corregir estas deformidades faciales es necesario realizar un exhaustivo estudio y planificación del tratamiento con el cirujano maxilofacial, para coordinar un tratamiento de ortodoncia pre-quirúrgico para colocar los dientes en sus bases óseas correctamente, tras el que el cirujano reposicionará los maxilares en su correcta posición y una ortodoncia post-quirúrgica que detalle y refine la posición de los dientes, para que articulen correctamente y estén en armonía con el resto de la cara.