Blanqueamiento Dental

El paso del tiempo, el café, el tabaco, el té, los refrescos de cola e incluso algunos medicamentos pueden oscurecer el color de los dientes, apagando la sonrisa, envejeciéndola. El blanqueamiento dental, siempre controlado por un odontólogo, permite aclarar el color de los dientes y conseguir una sonrisa brillante, luminosa y rejuvenecida.

¿Qué es un Blanqueamiento Dental?

El blanqueamiento dental es un método basado en la utilización de geles a diferentes concentraciones de principios activos blanqueantes, por el que se consigue aclarar los dientes varios tonos a partir de su color original.

¿Qué dientes se pueden blanquear?

Los dientes susceptibles al tratamiento son aquellos oscurecidos por distintos motivos:

  • Malos hábitos como el tabaco, el exceso de café y/o infusiones, las pastillas de regaliz, los refrescos de cola, etc..
  • Determinados medicamentos o tratamientos médicos.
  • Dientes oscurecidos después de un golpe o un tratamiento endodóncico

Dependiendo del tono inicial de los dientes así como de las características específicas de cada caso, el blanqueamiento puede realizarse de tres formas:

  • En clínica: con productos de alta concentración y con la ayuda de una luz activadora que acelera el resultado. Suelen ser suficientes de 1 a 3 sesiones.
  • En casa: con productos de menor concentración y aplicándolos por la noche con la ayuda de unas férulas confeccionadas a medida de la boca del paciente. El producto se aplica durante 2-3 semanas.
  • Combinado: suele ofrecer los mejores resultados. Tras 1 sesión en clínica con luz, el paciente refuerza y aclara el tono conseguido con unos días de refuerzo en casa.
¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Los blanqueamientos dentales suelen ser indoloros. En algunos casos, el paciente puede experimentar una sensibilidad dentaria pasajera (lenta o inmediata, al frío o al calor). Esta sensación desaparece progresivamente con la utilización de colutorios específicos que crean una película protectora sobre el diente que repele las manchas y refuerza el esmalte.